Lobotomia

Publicado en por irun fergaus (lmpika66@gmail.com)

Cuando caminas, cuando miras y observas, cuando te relacionas con las personas que están a tu alrededor  y escuchas sus palabras, miras sus gestos, sus inseguridades, sus inquietudes, a veces, sus tristezas; te das cuenta de lo frágil y endeble que es nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestros pensamientos. Debes construir una gran fortaleza alrededor de ti para que los gusanos no vengan a escarbar en tus mierdas e intenten controlarte con ellas.

Se aprovechan de  los pensamientos que se escapan por tus sienes, que se esconden en los oídos susurrándote lo que debes hacer, sudando por tus poros el miedo y la inconstancia que te avisa de lo malo o de lo bueno, aquellas señales imperceptibles que te alertan de una mal mirada, de un mal gesto.

Estamos atrapados en una humanidad que ata nuestro cuerpo, nuestras voces y nuestros ojos e intenta controlarnos para sus vicios, nos torturan para conseguir sus propósitos; nos meten un tubo por la nariz para que respiremos sus miedos y los hagamos nuestros; convertirnos en marionetas y poder situarnos aquí y allá, según les interese. Lobotomizan  nuestras mentes y hacernos pensar que vivimos en un mudo rosa, feliz y perfecto, con personas perfectas, con cuerpos perfectos y mentes perfectas: alt@s, guap@s y heterosexuales. Porque lo diferente a ellos no es bueno, no es perfecto, no es rosa y no es feliz , la plenitud son ellos,  ellos son lo perfecto, ellos son Dios,  controlan todas las almas, comprenden tus deseos y los hacen realidad.

Pero aunque tenga que arrastrarme por el fango de su infierno y me destierren al último lugar de su mundo,  yo me quedare allí por que mis manos serán mis manos, mi cuerpo será mi cuerpo y mi mente será mi mente, este donde este y con quien este.

Etiquetado en AZUL

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Silvia 04/03/2009 06:38

Este es el infierno personal al que cada uno tenemos que enfrentarnos diariamente. Da igual el motivo por el que tengamos que luchar, las oscuras sombras siempre estan hacechando, aguardandonos en cada mirada y comentario depectivo de mentes corrompidas por la envidia y la ignorancia.