Un Pitido Molesto

Publicado en por irun fergaus (lmpika66@gmail.com)

Mi mente se fija en un solo pensamiento, son esas cuestiones que echan raíces  y no te dejan en paz, absorben toda  tu atención, como un niño mimado que no deja de patalear.

Intento deshacerme de él, no quiero escucharlo; pero me supera y empiezo a analizarlo; es una cosa estúpida y pequeña, de alguien estúpido y pequeño, me repito mi misma que no tiene importancia.

Escribo letras y frases compulsivamente para aliviar esta presión que no me deja respirar; me enciendo un cigarrillo, miro la pantalla del ordenador y leo lo escrito…me parece mierda, todo es negativo, lo borro y lo vuelvo a escribir; pienso que es lo que siento, y no lo desecho; aunque no me guste, es por ese grano molesto que curva mi mente.

Sigue dando vueltas dentro de mí, como una gran bola de carne que no puedes tragar; intento  desmembrarlo, para  dividirlo y destruirlo mejor.

Empiezo a ver su lado positivo; empiezo a sacar jugo a este molesto bulto que ha salido de repente, y a reírme de su impertinencia y su ignorancia, busco erratas, y las encuentro, ya empieza a hacerme gracia y todo.

Me rio de mi misma por dar una importancia no merecida a algo tan memo e insignificante y pienso por que nos preocupamos de cosas que realmente no afectan ni cambian nuestra vida en ningún grado, ni siquiera una milésima de segundo. Porque esta preocupación, realmente no se merecía el tiempo que la he dado, no se merecía estar ni siquiera en mi cabeza y nublar durante un rato mi vida, a la que no va a volver a tener acceso.

Etiquetado en LOS BLANCOS ROJOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post