Los Perdones Olvidados

Publicado en por irun fergaus (lmpika66@gmail.com)

Hay una noticia que estuve leyendo hace tiempo y que hoy me he vuelto a acordar de ella, parece ser que su estela me está persiguiendo por alguna razón inexplicable, que yo no conozco aun. Todo esto no  lo digo por la noticia en sí misma, que en realidad no tiene gran importancia y no voy a empezar a dársela ahora. Todo esto viene porque hoy; no sé si por casualidad o porque, ha salido un tema a relucir que en si planteaba  la noticia, llamémosla X.

X apareció un lunes en mi vida; empezó como una anécdota más de otro lunes del mes. Se fue repitiendo durante toda la semana en varias bocas de diferentes personas, que sacaban distintas opiniones de ella.

Estas opiniones me recordaban, ciertos problemas  que tuve en mi pasado con algunas personas, cuando digo pasado me refiero a un pasado lejano.

Estuve acordándome de ellas durante varios días, rememorando  las situaciones, recordando las palabras, guardando frases en mi mente. Frases que dolieron en su día y que hoy, curiosamente no son más que polvo en la basura. Quise recordar el odio hacia estas personas, pero me sorprendí cuando vi que mi rencor había desaparecido. Pensé que habían pasado muchísimos años y que mi mente y su forma de funcionar eran muy distintas de la actual. Había evolucionado, aprendido cosas que, quizás, si hubiera sabido entonces, no me hubieran dañado así.

Me imagine que podría haber pasado con sus vidas, que sería de ellas, como serian, incluso me pregunte si estarían viviendo aun en Madrid. Yo he dado muchos tumbos por España, así que no me extrañaría que ya no estuvieran aquí.

Cuando llego el viernes, ya no quedaba casi ni rastro en mi pensamiento sobre todo esto, el se ocupaba de otras cosas más importantes, como llegar a fin de mes, por ejemplo (la verdad esto se merecerá otro post en otro momento). Pero cuál fue mi sorpresa que  llegando a la parada del autobús, volviendo a mi casa, vi a lo lejos  una figura que me resultaba familiar. Me quede observando detenidamente desde lejos para averiguar de qué me sonaba tanto esta persona; pero vi que venía mi autobús y tuve que subir a él. Sentada y mirando por la ventanilla, volví a ver la noticia en un cartel publicitario en la marquesina de una de las paradas del autobús, entonces una gran bombilla ilumino mi intuición y recordé quien era.

En mi corazón sentí el perdón hacia alguien que me había hecho un gran y me di cuenta, aliviada que era como quitarme un peso más de un saco invisible que llevamos a lo largo de nuestra vida, donde guardamos los rencores y las venganzas. Ese día me di cuenta que mi saco había disminuido y que a lo mejor era la hora de vaciarlo por completo.

He intentado hacerlo durante estos días, pero la verdad, creo que mi karma va a seguir arrastrando un par de cosas durante una reencarnación más.

Ese día llegue a mi casa y me senté en mi sofá, mire  a los ojos a mi perro (es mi sol J), y me pregunte que si yo no hubiera leído esa noticia, no hubiera reconocido a esa persona y no hubiera sabido  de este perdón; mi saco entonces seguiría igual de lleno. Pero puede que en mi interior inconsciente ese perdón ya existiese, y solo por el simple hecho de los olvidos de sus actos, ese perdón ya hubiera salido del saco.

A lo mejor  solo tenía que darme cuenta que hay cosas más importantes que perdonar, que aun no están olvidadas.

 

Etiquetado en LOS BLANCOS ROJOS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Sergi 10/27/2009 16:23


Dicen que el tiempo lo cura todo, también dicen que con el tiempo sale la verdad.
Leyendo tu experiencia y reflexión, algo parecido nos pasa a todos, unos con mas intensidad que otros, no es que sea mejor ni peor, pero cada cual le toca su parte del pastel. Sí es verdad, que el
perdón es una de las aptitudes mas difíciles de practicar, no la mas común de todas, pero con el paso del tiempo, uno se da cuenta que su práctica reiterada, ejerce una fuerza de bienestar en uno
mismo.
Yo también odié.
Yo también maldecí.
Yo también sufrí.
Yo también..........perdoné.

Saludos.


Driu 06/27/2009 17:16

Hola,que te pareceria si t asocio a mi blog??es lesbiano tambien ^^

saludos,pasate

Tragedia+Griega 06/14/2009 03:36

Disfruto cada momento de aquellas personas que alimentan gloriosamente mi alma, y las recuerdo con pasion y sin tristesa, porq cada una de ellas forma parte de mi ser. Es por tal motivo que me cuesta tanto que sean libres.

Tragedia Griega 06/14/2009 02:42

Al destino le encanta jugar con el mágico número tres, una profesora decia que el numero tres era muy usado para crear un contenido mágico. Las tres niñasse acercaron a la sombria habitación y allí encontraron tres pequeñas muñecas...Los echos se repiten porque decidimos ver que se repitan. Si no queremos verlos siplemente lo obviamos inconcientemente. Vemos soloo lo que necesitamos ver, aquello que va a mover nuestras almas. Lo que nos provoca aquel sentiminto quenos recuerda un momento que marcó nuestras vidas.