LAS MADRES DIOSAS


Inanna: La Señora de los Cielos


Entre las nubes de los vivos y de los muertos, aparece una figura fuerte y precisa que hace con sus pasos temblar a la tierra, a los nacidos y los a muertos.

Venus brilla en la noche para protegerte, tiene su luz un poder seductor y mortal, ¿acaso eres madre de las sirenas, Inana?, su voz y su presencia postra a los hombres en la tierra, los hostigas con desprecio, diosa protectora de la mujer.

Tu sangre corre por los ríos de los campos de batalla, corre por las venas de las brujas, de las putas, de las expulsadas, de las lisiadas; por nuestras venas corre tu fuerza misteriosa de la lucha, del amor y del odio; nos aportas el valor para mantenernos de pie en este mundo patriarcal.

Rezan a Venus, en tus templos de piedra oscura, repletos de cuerpos desnudos, de senos cubiertos, de úteros muertos que engendran la vida y la muerte en tu reino del cielo.

¿Cuáles son las palabras que han de orar para calmar tu furia de guerrera?, están escritas en la mente de tus mujeres , de tus amantes, de tus amigas las diosas particulares de cada una.Enseñanos a combatir con hierro y mente el odio que nos rodea, el odio que nos quiere sumir a simples objetos de deseo y manipulación. Enséñanos a ver tu luz clara en el cielo de la noche y poder buscar las nubes de tu reino en cielo cuando la muerte se apodere de nuestra carne ensangrentada por tu lucha, la lucha de la mujer.


                                              

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: